Psicoterapia Asistida con Equinos (PAE)

"Sólo el conocimiento que llega desde dentro es el verdadero conacimiento ".

Qué es la Psicoterapia asistida con equinos?

Con la PAE, buscamos el aprendizaje y crecimiento personal de los clientes, y les aportamos el espacio adecuado y sagrado para la reflexión y libre expresión de sentimientos.

Es un trabajo conjunto entre un psicólogo y un especialista equino, en el que se trabaja con clientes y caballos con fines terapéuticos.
No es necesario que el cliente sepa tratar con caballos, ni siquiera que le gusten. No es necesario saber montar, ya que casi todo el trabajo se hace de pie.

Es totalmente experiencial, es decir, que los participantes aprenden sobre ellos mismos y sobre los demás, participando en actividades con caballos, y posteriormente procesando pensamientos, sensaciones, comportamientos y patrones y reflexionando.

Los principios de esta práctica son los siguientes:

-El aprendizaje experiencial es posible cuando las actividades se escogen cuidadosamente, seguidas de una reflexión, análisis crítico y síntesis.
-Las experiencias estudian con el fin de que el cliente tome iniciativas, decisiones y justifique resultados.
-A través del proceso de aprendizaje experiencial, el paciente se compromete activamente a preguntar, investigar, experimentar, descubrir, resolver problemas, asumir responsabilidades y ser creativo.
-Las oportunidades se diseñan para explorar y examinar valores personales.
Incluyen la posibilidad de aprender a partir de errores o de éxitos.

En qué casos es favorable la PAE?

-Para personas que necesiten o quieran crecer personalmente.
-Para trabajar el autoconocimiento.
-Para la aceptación y superación de obstáculos.
Problemas de comportamiento.
-Transtorns por déficit de atención.
-Depresión.
-Ansiedad.
Necesidad de comunicación.
Problemas de relaciones interpersonales.

Efectos beneficiosos:

Foto: Lourdes Baena

Aprender a ser tolerantes.
Mejorar la capacidad de comunicación no verbal.
Desarrollar estrategias.
-Mejorar las relaciones.
-Incrementar l’autoestima.
-Cohesionar equipos.
-Crear vínculos más fuertes.
Tener relaciones más satisfactorias.
-Identificar puntos fuertes y potenciarlos.
Desarrollar un estilo de liderazgo sano en todas las áreas de la vida.

Los comentarios están cerrados.