Intervención Asistida con Animales (IAA)

¿Qué es la Intervención asistida con animales?

Durante las relaciones con los animales entramos en un estado alterado de conciencia en el que la humildad y la nobleza de espíritu forman parte de esta interacción, y por tanto, “desaprendemos” las pautas de conducta de enfrentamiento con el mundo y empezamos a tener conciencia de formar parte del mundo natural.

Porqué el contacto con la naturaleza nos hace revivir los sentimientos más nobles y de interacción con el mundo y nos hace comprender que somos parte integral de él.

Las IAA son intervenciones dirigidas hacia un objetivo específico como parte integral de un proceso de rehabilitación, mediante la interacción entre animal y paciente.

Estas actividades deben ser aplicadas por un terapeuta profesional dentro del ámbito de la práctica de la profesión.

Este profesional debe fijar los objetivos, guiar la interacción entre el animal y el paciente, medir el progreso y evaluar todo el proceso.

El animal forma parte de las sesiones de terapia y es a través de esta interacción que el terapeuta obtiene información sobre el paciente e idea actividades posteriores para obtener resultados.

Los animales más utilizados, y que son excelentes coterapeutas, son los perros, gatos, caballos, delfines, animales de granja, peces e incluso animales salvajes o exóticos. Todos ellos, por sus características, pueden ser utilizados en diferentes casos.

Los animales coterapeutas más utilizados son:

Perros: para tratar trastornos de comportamiento (especialmente en los niños) como la dificultad para socializarse, la agresividad excesiva, el rendimiento escolar escaso o la poca confianza en uno mismo. En casos de niños autistas les ayudan a conectar con la realidad exterior.

Caballos: porqué son animales de gran tamaño, no son lábiles afectivamente hablando, son más bien orgullosos, cabezudos y para relacionarse con ellos es mejor actuar con humildad que con altivez; hay que ganarse su confianza.

¿En qué casos es favorable las IAA?

-Enfermos convalecientes.
-Casos de depresión.
-Casos de ansiedad.
-Reducción del nivel de violencia.
-Autismo.
-Casos de marginación social. Procesos de reinserción social.
-Rehabilitación de Toxicomanías.
-Síndrome de Down.
-Timidez patológica.
-Pacientes que han sufrido accidentes vasculares.
-Parálisis cerebral.
-Enfermedades neurodegenerativas.
-Alteraciones del habla y/o aprendizaje.

Efectos beneficiosos:

-Físicos: Mejorar las destrezas motoras, las habilidades con una silla de ruedas, fortalecimiento de los músculos, disminuir la tensión arterial, la frecuencia cardiaca, etc.
-Salud Mental: Incrementar la interacción verbal entre los miembros de un grupo, aumentar la atención, incrementar la autoestima, reducir la ansiedad y/o el sentimiento de soledad, mejorar el estado de ánimo y la memoria.
-Educativos: Incrementar el vocabulario, aportar conocimiento de conceptos como tamaño, color, forma, etc.
-Emotivos: Aumentar el deseo de involucrarse en una actividad de grupo, desarrollar la interacción entre las personas.

Los comentarios están cerrados.